A Dani no se le para

Con chance y los militares se les puso aguada la trusa ayer por la mañana cuando escucharon un fuerte golpe en una de las paredes de la Base Militar, ya que habrán pensado que les cayeron los bombardeos, pero nel, era nada más que un Datsun chuchul se les estampó en el muro.

De acuerdo con el chisme, Daniel Alonso Morales García andaba manejando un carro tipo Datsun de modelo 1980, o sea, ya bastante rucailo, jalaba sobre la calle 21 de la colonia María Luisa.

Cuando llegó al cruce con la 42 Sur, o mejor conocida como la Avenida del Ejército, es ahí donde los frijoles se le quedaron flotando en la trusa, porque se dio cuenta que la nave se había quedado sin frenos.

Empezó a pitorrotear, según dijo, para que los carro se paren, pero él logró parar, luego de que el auto Versa placas ZAM-2979, de modelo reciente manejado por Ariel Escalante Canto, empleado de Oficialía Mayor del Ayuntamiento de Mérida, se le estampó en el costado derecho.

El Datsun siguió su camino y es cuando se dio un santo trancazo contra la pared de la X Región Militar, hasta tumbó un pedazo de barda.

“No manches, tan pronto aquí es donde chocaste”, le dijeron sus cuates cuando llegaron para echarle la mano con el accidente.

El conductor del Versa le llamó a su aseguradora, pero como Daniel no tenía ni aseguradora ni nadie que responda por su nave, así que nada más se quedó viendo qué onda con el chisme.

Ahí es donde se armó el relajo porque no tenia como pagar los guamazos, así que le tuvo que llamar a un buen de sus cuates para que le presten lana y pueda salir del pex.

El comandante de la base militar igual salió de su oficina y como se dio cuenta de que el asunto estaba medio fregado, pues le dijo a Daniel que le va a dar chance de que alguien más le arregle el muro.