A Pointer de la tragedia

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

Madre e hijo resultaron bien amolados en calles del centro de Mérida, lo anterior luego de que su auto se estrelló contra un autobús de pasajeros.

De acuerdo con datos obtenidos por el reportero chilero, el Pointer, placas YYP-853-B, era manejado por Deysi Medina Loeza. Rolaba de Poniente a Oriente en la 43. Al llegar al cruce con la 52, no respetó la luz roja del semáforo y cruzó.

Justo en ese momento en la 52, transitaba de Sur a Norte el autobús de la ruta Chichí Suárez, placas A-0337-Z, manejado por Julio César Medina Uribe. El Pointer chocó contra el costado izquierdo del camión urbano.

Por la velocidad y la fuerza del golpe, el auto giró y quedó “mirando” hacia el Norte.

En el interior del carro quedó herida la guiadora y su hijo Luis Sosa Medina.

Paramédicos de la Policía Municipal y de la Cruz Roja llegaron para auxiliar a los amolados, quienes resultaron con fracturas y varios camotazos.

Por la gravedad de las lesiones fueron trasladados al hospital Ignacio García Téllez del IMSS. En el nosocomio, la guiadora del auto quedó en calidad de detenida por ser presunta responsable.

Los vecinos arremetieron contra la Policía, debido a los frecuentes accidentes. Aseguraron que a la semana ocurren entre 3 a 4 accidentes en dicho cruce.

“Ya no queremos ver más personas lesionadas, hasta que haya una tragedia van a tomar cartas en el asunto”, indicaron. Además, solicitaron medidas urgentes para evitar los accidentes, de no tener respuesta, dijeron que se organizarían para cerrar el tránsito.

Para las labores la Policía realizó dos cortes a la circulación el primero en la 43 con 54 y el otro en la 52 con 45.