Ainas se lo lleva el diablo

El taxi quedó atorado con la enorme cama de un tráiler luego del choque en la vía a Xul

Como si fuera de verdad una diablura, un taxi y un tráiler protagonizaron ayer en la mañana un encontronazo en la vía Oxkutzcab-Xul, justo en la “curva del diablo”, el cual dejó como saldo daños materiales y conductores apenas asustados.

Los hechos ocurrieron cerca de las 10 de la mañana, cuando la pesada unidad, placas 477-DW8, conducida por Ricardo Alonso Pérez Méndez, de 22 años de edad, invadió el carril cuando circulaba rumbo a Xul.

La maniobra terminó mal, pues el pesado camión chocó contra el Toyota, placas A-278-YSE, habilitado como taxi, que era guiado por Marcos Antonio Espinosa Huitzil, de 47, quien por más que se orilló bastante para evitar el impacto, nada pudo hacer para sentir el guamazo.

El tráiler chocó al taxi en la parte lateral delantera izquierda, resultando el vehículo con daños en la parte de la fascia y los guardalodos.

Elementos de la Policía Municipal abanderaron el sitio para controlar el tránsito debido a que el percance ocurrió en plena curva; los guiadores esperaron a sus aseguradoras para que ellas se hicieran cargo de los daños.