Alertan por nuevo atraco telefónico

Neta que los malandros cada vez se ponen más creativos para hacer de las suyas y aprovechan la tecnología a todo lo que da para fregar a la gente que se raja el lomo chamebando.No es nuevo que a través de llamadas telefónicas le den en la máuser a los ijas, las llamadas de extorsión han ido en aumento, pues son cada día más las personas que caen en este engaño.

Pero las ganas de superarse cada día ayuda a los malandros a no estancarse en sus métodos y se las ingenian para hacer nuevos engaños. Las extorsiones y amenazas telefónicas van quedando atrás para dar paso a nuevas formas de estafas.

Desde el año pasado se registraron llamadas de supuestos agentes de cobro de los bancos, pero han sido muy pocas las denuncias que se hacen al respecto, como la que ocurrió el pasado 3 de enero en Yucatán, donde una persona denunció ante la Fiscalía General del Estado que le habían vaciado la cuenta.

La persona afectada denunció que el pasado 3 de enero recibió una llamada, presuntamente, del área de cobranza de BBVA Bancomer; durante la llamada, una persona, con tono amable, le preguntó si había autorizado el cobro de un seguro, hecho que la querellante negó.

Entonces, el delincuente le indicó que para poder realizar el reembolso del seguro, requería el número de su tarjeta y su Número de Identificación Personal (NIP), fue en ese momento que, al proporcionar datos personales mediante la llamada, se consumó el delito.

Después, al intentar retirar dinero de su cuenta en cajero automático, descubrió que le habían vaciado la cuenta y dedujo que fue víctima de engaño telefónico, por lo que acudió a la UECS en la Fiscalía General del Estado a interponer formal denuncia por estos hechos.

Por este medio, la FGE hace hincapié en informar a la ciudadanía que las instituciones bancarias no piden datos específicos de cuentas como el NIP o el CVV (Código Valor de Verificación) que son los tres dígitos que se ubican en la parte posterior de cualquier tarjeta de crédito o débito y que sirven, el primero para retirar dinero en cajero automático, y el segundo para autorizar transacciones electrónicas o en línea.

A su vez, la Fiscalía conmina a los ciudadanos a que, si tienen sospechas de ser víctimas de presuntos engaños telefónicos o intentos de extorsión, cuelguen el teléfono de inmediato, apunten el número de procedencia de la llamada y procedan a denunciar ante las autoridades al número único de emergencias 9-1-1 o al 089.