Amolados y sin culpa

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

La maniobra bruta de un conductor causó un porrazo entre una bicla y una moto, dejando dos amolados en Valladolid.

El relajo ocurrió anteanoche en la calle 31 con 30, detrás del Centro Guadalupano.

Todo comenzó cuando Luis Emmanuel Poot May, de 21 años, iba en moto en la calle 31 tras dejar a su novia en casa. En la misma vía iba un machaque de secundaria, quien rolaba en bicicleta.

Todo iba bien hasta que el guiador de un Chevy se voló un alto en el citado cruce. El motorista, para evitar el aporreón, maniobró pero como iba muy duro se estampó contra la bicla. Ambos cayeron y resultaron con lesiones.

Tras el hecho cayeron polis al sitio y realizaron el deslinde de responsabilidades, ya que los dos afectados querían el pago de sus daños.

Las naves de ambos guiadores se llevaron buen friega tras el porrazo nocturno.