Apachurrada doble

En las dos embarradaws no hubo lesionados graves sólo hubo una que se quebró la pezuña
En las dos embarradaws no hubo lesionados graves sólo hubo una que se quebró la pezuña

Esos que andan en su moto siempre deben estar vivos en la jugada y no estar distraidos, ya que les puede pasar como a dos ijas, que terminaron bien raspados el día de ayer por los rumbos de Jardines de Mérida y Lázaro Cárdenas. Ambos valedores los tuvieron que llevar de boleto al hospital.

La primera machucada fue en la mañanita en la avenida Yucatán entre 60 y 62 del Fraccionamiento Jardines de Mérida, le voy a contar como estuvo, resulta que Francisco Tec Noh, estaba rolando sobre la Avenida Yucatán, y al llegar a la altura de las calles 60 y 62, el ija se medio dormitó y se salió de la carretera.

Pero le dio de malas que por ahí estaba estacionada una nave, con la que se estrelló y salió disparado como corre que te alcanza.

Los paramédicos llegaron al lugar y se lo llevaron derechito para el hospital. El otro machucado fue por ahí de las 10 de mañana en la calle 10 con 21 de la colonia Lázaro Cárdenas.

Según el chisme, Esther Benítez, conductora de un Tsuru, venía rolando sobre la calle 10, al llegar al cruce con la 21, no respetó el alto de disco y se embarró contra una moto, manejada por Ángeles Filiberta Paredes Linares. A esta última la tuvieron que llevar en el hospital, ya que por el utazo, se quebró toda la patita.