Cacería de chafirete

Una cacería fue la que armaron ayer en la mañana mototaxistas y policletos de Tzucacab, para atorar a Jorge Alfonso Chan Villacís, acusándolo de ser “pirata”.

El relajo ocurrió a las 10 de la mañana, cuando los operadores de las agrupaciones Rápidos y Jaguares se pusieron de acuerdo para agarrar a Chan Villacís, a pesar de que cuenta con tarjetón para brindar el servicio de transporte y que pertenece a la agrupación Correcaminos.

El ija fue atorado por los chafiretes en la calle 23 con 32 de esta villa y de ahí fue entregado a polis municipales.

Jorge Alfonso, al ver que sería puesto en manos de los agentes, que en ese momento eran dos motopatrulleros, se puso bien terco.

Fue entonces que los uniformados pidieron apoyo, llegando al sitio otros agentes a bordo de patrullas. Los azules cargaron el vehículo de alquiler de Jorge y lo llevaron al Corralón. Hasta donde se sabe, el lío no se ha resuelto.

De acuerdo con los mototaxistas inconformes, Jorge Alfonso es pirata, ya que para poder brindar el servicio en distintas zonas de la villa requiere que “todos los directivos de las agrupaciones de mototaxistas firmen para aceptarlo como integrante de los Correcaminos”, lo cual no ha ocurrido. Hasta ahora, sólo dos líderes de mototaxistas han aprobado al chofer: los de Correcaminos y Cocodrilos.

Añadieron que este gallo sólo tiene permiso para dar servicio de transporte a personal del comedor que administra una asociación civil en la comisaría de Ekbalam y que “hoy (por ayer) fue descubierto llevado a otras personas, por lo que se le retuvo”.