Cae el presunto autor de brutal crimen en “Oxku”

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

Heyber Antonio Castillo Tun, alias “Liro”, fue detenido por presuntamente asesino a Imelda Alejandra Tziu Briceño, alias “Chona”, cuyo cuerpo arrojó en un camino rústico cerca del rancho “Telcho”, ubicado entre este municipio y Akil.

Castillo Tun fue capturado anteayer miércoles y presentado ante el Juzgado de Control con sede en Tekax, donde enfrentará proceso por feminicidio en seguimiento de la denuncia penal 27/2018.

Los hechos ocurrieron el 14 de diciembre pasado en un predio de la colonia San Juan, donde el sujeto estranguló a Imelda Tziu, quien contaba con 25 de edad.

Como se recordará, el cuerpo de la joven fue hallado el 22 de diciembre en avanzado estado de descomposición en una brecha ubicada en el tramo Oxkutzcab-San Antonio-Kucheil.

Los hechos

Fiscales adscritos al Juzgado le formularon imputaciones al detenido y expusieron que el pasado 14 de diciembre, alrededor de las 7 de la noche, Castillo Tun, acompañado de José Andrés Navarrete Tuz, una adolescente y otro sujeto apodado “El Chino”, se encontraban en el predio sin número de la calle 36-A entre 57 y 59 de la colonia San Juan.

Discutían….

Castillo Tun discutía con la adolescente, quien era prácticamente su esclava sexual, porque ella había salido del predio sin su autorización, y al preguntarle quién la ayudó a hacerlo, respondió que su amiga Imelda Tziu.

Armado con una pistola, el sujeto la obligó a que le llamara por teléfono para reclamarle.

Minutos después llegó Imelda Tziu al citado predio a bordo de un taxi. “Liro” salió a la calle y pagó el servicio al chofer mientras los otros individuos permanecían ocultos.

La adolescente salió por su amiga y la llevó hasta el baño. Allí la fue a buscar “El Chino”, quien la trasladó a la recámara y la sentó sobre la cama, donde le apuntó con un arma de fuego y Heyber Antonio sacó otra pistola y disparó contra la pared para asustarla.

“El Chino” guardó su arma y la sujetó de ambos brazos por la espalda, lo que aprovechó Castillo Tun para levantarle la blusa y quemarle los senos con un cigarro. También la golpeó en el abdomen con el arma.

Posteriormente le puso una sábana en el cuello y apretó con fuerza hasta asfixiarla. Al verla caer le dio el tiro de gracia.

Tras las declaraciones del presunto feminicida, tras ser detenido por la Policía en cumplimiento de una orden de aprehensión, se le aplicó como medidas cautelares la prisión preventiva de manera oficiosa por el tiempo que dure el proceso.