Casi se chamusca una pipa

Al llegar los bomberos sólo encontraron la batería bien quemada

El incendio de una pipa de combustible el día de ayer en la carretera Mérida-Umán, hizo que los servicios de emergencia se movieran en friega.

La cosa se puso caliente en el kilómetro 8.5 de mencionada vía, donde se encontraba estacionada una pipa con capacidad para 38 mil litros de chapopote, afortunadamente estaba vacía. Según el chofer, estaba estacionado cuando de repente la batería comenzó a quemarse.

Por fortuna, lograron controlarlo a tiempo, cuando los bomberos llegaron ya no había mucha chamba.

 

Compartir
Artículo anteriorLA CHUPETEADA
Artículo siguienteLlevaba carne ilegal