Casi se la dejar ir hasta el fondo

Fotografia de la Edición Impresa

Por andar alelado, un guiador ocasionó un embarrón de naves, cuando rolaba en calles de la García Ginerés.

El responsable estaba a bordo del Platina, placas ZCX-578-B, e iba en la calle 72 y al estar entre las calles 33-B y 33-C no alcanzó a frenar y chocó duro contra la parte trasera del Toyota, placas YZB-338-A, cuyo tripulante le bajó a la velocidad.

En el percance, hubo daños mínimos y al lugar llegó la Policía Estatal, cuyos agentes tomaron conocimiento del hecho de tránsito.