Cinco tranqueados en un choque

Se dijo que el camionero agarró la lana de los pasajes y en un dos por tres, desapareció del lugar
Se dijo que el camionero agarró la lana de los pasajes y en un dos por tres, desapareció del lugar

Dos vehículos del transporte público, un camión y una combi, chocaron ayer en la calle 59 con 36 del centro de Mérida. El saldo fue de cinco heridos y mucho varo en daños materiales. El camionero, quien se habría pasado el alto, se peló.

Según el chisme, el accidente se registró ayer cerca de las 12:40 de la tarde, en la calle 59 con 36, del centro de la capital yucateca.

El camión placas 800-759-Y, de la empresa Minis 2000 de la ruta Conalep, transitaba de Sur a Norte sobre la calle 36. Al llegar a la calle 59, no respetó el alto de disco y cruzó.

Justo en ese momento, transitaba de Poniente a Oriente sobre la calle 59, la combi de la misma ruta, placas 1167-YSB, manejado por José Reynaldo Huchim Escalante, de 51 años de edad. La nave se estampó contra el costado derecho del autobús.

Por lo grueso del utazo, resultaron heridas cinco personas, quienes viajaban en la combi.

Al lugar arribaron paramédicos de la Policía Municipal, quienes auxiliaron a los fregados.

Además del chofer, resultaron lesionados Wílberth de Jesús Cool Ramos, de 63 años de edad; Rosalía Catzín Ciua, de 25 años; Sulemi Noemí Aldaz Noh, de 20, y Vanesa del Rosario Uc Sánchez, de 22. Fueron valorados por los paramédicos en el lugar, mientras el combista fue trasladado al hospital, pues se llevó la peor parte.

Según testigos, tras el accidente, el chofer del camión, agarró la lana de los pasajes y, sin pensarlo, se peló como vil gallina.

El camión quedó bajo resguardo de las autoridades y sería enviado a la Fiscalía en calidad de depósito, para la reparación del daño.

La Policía cerró el tránsito, lo que ocasionó serios problemas de vialidad en la zona, que de por si ya está congestionada todos los días.

La fila de vehículos sobre la 59 y 36, se extendió a varias cuadras y más de uno mentó mamis.