Con leve mejoría padre e hijo tras ataque de un tigre

El empresario jugando con uno de los tigres en su rancho. Él y su hijo fueron atacado por uno de los felinos y los dejó con graves lesiones, que lo mantienen hospitalizados

Roberto Lozano Tamez y su hijo presentan una leve mejoría de salud de las graves lesiones que sufrieron al ser atacados por un tigre de Bengala de su propiedad, en su rancho Santa Cruz, en el municipio de Baca.

Roberto Lozano se encuentra en el área de terapia intensiva, mientras que su hijo se encuentra en la misma área solo que en otro nosocomio.

Agentes de la SSP y de la Fiscalía del Estado de Nuevo León, se encuentran en la Clínica de Mérida a la espera de poder ejecutar una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado.

De acuerdo a las indagatorias el ataque se registró al parecer por que el adolescente de 15 años de edad, ingresó en el peor momento a la jaula para sacarse una selfie con los animales.

Los tigres estaban comiendo por lo cual al sentirse amenazados atacaron el joven ocasionándole serias lesiones en el cuello y rostro de no ser por su papá que estaba en ese momento en el lugar e ingresó a la jaula hubiera perecido.

Por su parte, uno de los tigres le lesionó la carótida por lo cual su estado de salud en grave, aunque presenta leve mejoría.

Se averiguo que en los próximos días la Profepa interpondrá una denuncia ante la PGR por la posesión ilegal de los felinos.