Cruze… sin cuidado

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

Dos conductores con algunas amoladas y daños materiales valuados en un mundanal de lana, fue el saldo de un encontronazo ocurrido ayer en el centro de Mérida.

De acuerdo con información obtenida en el mero lugar del accidente, el guiador del automóvil Cruze, placas MWE-95-70 del Estado de México, transitaba en la calle 79, de Oriente a Poniente.

Sin embargo, al llegar al cruce con la calle 58, al guiador le valió grillo el alto y cruzó como “Juan por su casa”. Para su mala suerte (o karma), en ese mismo instante, pero en la 58, circulaba el automóvil Fiesta, placas ZAT-88-14, guiado por una mujer. Lo que siguió a la maniobra del conductor del Cruze fue, como usted se imagina y puede ver en las fotos, un trancazo “marca diablo”.

Por el seco golpe, el automóvil Fiesta giró junto con el Cruze y ambos se embarraron con la acera de una de las esquinas de ese cruce.

La conductora del Fiesta resultó con una lesión en la muñeca; el del Cruze sólo tuvo golpes leves, ninguno de los guiadores requirió traslado al hospital.

Al lugar llegaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes se hicieron cargo del accidente, también apoyaron para agilizar el flujo de vehículos, pues el cruzamiento es muy transitado.

Ambos vehículos estaban asegurados por lo que las compañías de seguro llegaron a un acuerdo para el pago de daños.