De bodeguita a cenizas

Paredes ahumadas y pura cosa quemada fue el saldo de la quemazón que barrió con una bodega, el cual pudo ser provocado

Una casa que funcionaba como bodega para almacenar plásticos, papel y objetos reciclados, se volvió una sucursal del infierno ayer por la mañana.

El propietario, Russel Peraza Alonso, aseguró que alguien provocó el incendio, ya que le robaron 15 bultos de cemento dentro de la bodega antes de que sucediera el accidente.

El hecho ocurrió ayer a las 10:15 de la mañana, en la calle 62 entre 31 y 33, de la colonia San Ignacio.

De acuerdo al reporte de los policletos, los vecinos avisaron a la Policía Municipal de una casa que se estaba quemando en la calle antes mencionada.

Cuando los policías arribaron y vieron la magnitud del incendio, llamaron a los bomberos.

También avisaron al dueño de la bodega, quien vive en la calle 43 entre 48 y 50 del centro de Tekax.

Peraza Alonso se dio cuenta que faltaban los 15 cemento cuando entró a la casa, y cree que las mismas personas que le robaron, incendiaron su bodega.

El fuego consumió varios kilos de cartón y plásticos que previamente fueron recogidos y reciclados.

El afectado interpuso su denuncia en la Policía Municipal contra quien resulte culpable del robo y el incendio que fue provocado.

Al lugar llegaron agentes municipales y estatales para tomar conocimiento del hecho.