De nuez vuelve a ser un peligro

EL LUGAR donde los bomberos llegaron luego de que una de las bodegas comenzó a arder

La movilización de los cuerpos de seguridad y el enojo de toda la banda de vecinos, fue lo que un incendio ocasionó. Lo que pasa es que ayer cerca del mediodía, un incendio se desató en las bodegas ubicadas en la calle 12 entre 39-B y 41-A de Pedregales de Tanlum, la columna de humo era tan choncha que se podía ver con claridad desde diferentes puntos de Mérida.

El siniestro generó una amplia movilización de los cuerpos de seguridad, ya que en el lugar había toneladas de todo tipo de desperdicios.

En friega llegaron los bomberos, polis en varias patrullas y socorristas en ambulancias.

Los tragahumos comenzaron con su chamba de sofocamiento lo que evitó que el siniestro pasara a mayores. El kisín seguro que hizo coraje.

Debido a que las bodegas se ubican en medio de la zona habitacional del poniente de Mérida, arretentó de nueva cuenta a los vecinos, quienes molestos soltaron que desde el año 1999 están luchando pa’ que el Ayuntamiento de Mérida clausure de manera definitiva ese lugar, pues lo consideran un foco rojo que los pone en peligro.

—Aquí han ocurrido varios incendios y de ese lugar salen culebras, ratas, zorros y todo tipo de alimañas —indicaron los quejosos.

Mostraron a los medios los oficios que han interpuesto a las diferentes autoridades municipales y federales para que se clausure el lugar, pero hasta el día de hoy no han hecho ni papas.

—Aquí ha habido varios incendios, antes de éste ocurrió otro el 31 de diciembre, cuando un globo de cantolla cayó e inició el incendio —dijeron los chiveados vecinos de la zona.

Durante el relajo llegó el dueño del lugar, pero éste al ver a la gente y a los medios, se dio a la fuga.