Dormita y se lleva un tremendo sustote

Para su buena suerte, el montecito le hizo un colchonsito y no le fue peor

El pasado viernes, un ija acabó clavado en el monte luego de que su nave se saliera del camino.

El carnal rolaba con exceso de velocidad y con cansancio en la vía federal Dzidzantún–Cansahcab.

Eran las 2 de la tarde, cuando “Roberto”, se daba un rol en un Monza con placas del estado de Quintana Roo.

Al llegar al kilómetro 2 de dicho tramo federal, se echó un coyotito mientras manejaba, por lo que no pudo controlar su nave y se salió del camino.

Para su buena suerte salió casi ileso.

 

Compartir
Artículo anteriorMacabro traslado
Artículo siguienteecoempleos14s