Ejidatarios están hartos, otra vez sin respuesta

Ejidatarios de Seyé y de otros municipios como Texan, Mococha y Hunucmá, se manifestaron hoy a las afueras del Tribunal Unitario Agrario 34, en la calle 60 de la Colonia Alcalá Martín en la ciudad de Mérida. Hombres y mujeres dueños de ejidos están solicitando el apoyo del gobernador Mauricio Vila y del presidente Andrés Manuel López Obrador para que manden una comisión especial que genere soluciones y ponga fin a este conflicto.
Exigen la destitución del Magistrado Antonio Luis Betancourt, acusándolo de corrupción por el despojo de sus tierras. Alegan que han pactado en varias ocasiones reunirse para buscar una solución, pero no han logrado ningún acuerdo. Afirman que no permitirán el despojo de sus ejidos y que cada vez están más unidos y los van a defender hasta con la vida misma.
Aseguran que sus tierras quieren otorgarlas a 18 empresarios, un aproximado de 7,200 hectáreas serían las afectadas. Acusan al ex comisario ejidal José Burgos de beneficiar a sus familiares directos con las tierras, adueñándose ilegalmente de más de 300 hectáreas. Les acusan de haber organizado asambleas clandestinas en las que realizaron movimientos ilícitos con sus predios.
Armando Flores Miam porta voz del grupo de Seyé, le demanda directamente al Magistrado Betancourt el hecho de que no les han concedido una audiencia, desde el pasado mes de febrero han intentado buscar una solución a este problema, pero solo les han visto la cara, comenta. “Estamos hartos de sus corruptelas y no vamos a permitir este despojo”, concluyó.
Realizaron una marcha pacífica por las calles aledañas al Tribunal Unitario Agrario, donde con mantas, pancartas y consignas manifestaron sus denuncias. Esperarán una respuesta hasta este viernes y de no obtenerla formarán una comisión especial para ir a instancias mayores en la Ciudad de México.