El trago dejó lelo a Lalo

tituPIE foto contenido del pie de foto donde las dos primeras palabras deben ir en altas; despues oprimir la tecla F10 y continuar.

Tremenda carambola ocurrió ayer en calles del centro de Mérida, luego de que el conductor de un automóvil Beetle, quien estaba hasta las manitas de ebrio, se durmió y chocó a tres naves estacionadas.

El accidente ocurrió en la calle 52 entre 77 y 79. En esa vía circulaba Eduardo Basto, quien conducía muy ebrio el Beetle.

Sin embargo, el trago le hizo una mala jugada, pues lo adormeció al volante y causó que perdiera el control.

Ya sin rumbo fijo, su carrito de lujo se embarró contra una Chevy estacionado en esa misma vía.

Mas su “cruz” apenas le comenzaba a pegar, pues el Chevy le pegó a otro Chevy y éste, a su vez, impactó a una camioneta.

Al sitio llegaron agentes de la Policía Estatal, quienes tomaron conocimiento del hecho y detuvieron al responsable, quien estaba tan perdido que ofreció 1,500 pesos para que lo dejaran libre.

Sin embargo, como usted se imaginará, el hombre ya anda metido en el tambo.