Entre las patas por pleito de familias

El rentador del bar dice que tiene documentos que prueban que tiene la neta en la boca y que no se metió a la mala a la cantona
El rentador del bar dice que tiene documentos que prueban que tiene la neta en la boca y que no se metió a la mala a la cantona

A Mario Hernán Ramón Gutiérrez Cervantes lo están acusando de que se metió a una cantona a la mala y sin permiso, pero él dice que no es cierto y que la neta los dueños del predio se están peleando la herencia, por eso quieren echarle bronca al don.

“Tengo contratos de arrendamiento, no me metí al edificio a la mala”, dijo en los juzgados cuando se le estaba preguntando por el chisme.

En la calle 61 con 56 había un bar llamado “El gato negro”, que era desde 1940 del papá del detenido, pero luego le cayó la de malas, porque el papá murió y él se quedó con el negocio. “Yo me hice cargo del edificio cuando falleció mi papá en 1986. Hay contratos de por medio”, añadió el acusado, quien tiene derecho a una fianza. Luego, el bar cerró y el don rentó lo que tenía rentado.

“Yo pagaba las rentas, eran de $5,750, tengo recibos, todo iba bien hasta que entre ellos comenzaron a pelearse”, dijo. Igual que su abogado va a presentar las pruebas.

Los denunciantes son la familia Chami Urcelay y Víctor Manuel Roche Chami, pero los representa Ignacio Martínez.