Éste sí que agarró su hueso

jkhkjhkdjhfjdkfkjdfdf

Un malixito huyó a toda “pata” luego de cometer el “atraco” de su vida, en pleno centro de Motul; se le vio llevando el botín, un trozo de carne más grande que su propio hocico.

Por lo visto, la seguridad cada vez cae más bajo y ahora nueva pandilla que opera en “Perla de la Costa” pero esta cuenta con cola y patas, y ya dio su primer golpe.

El amante de lo ajeno… y no del hombre, huyó por la calle 28 de Sur a Norte cerca del “Mercado 20 de Noviembre”, cruzó por la 27 y se perdió por la calle 25 sin que nadie pudieran hacer algo para detenerlo con el jugoso botín, cuyo kilo ya cuesta poco más de 100 varos.