Fue el último chapuzón

El cuerpo del infortunado bañista quedó tendido sin vida en la playa

Un paseo en playas de Chuburná Puerto terminó en tragedia para una familia meridana, pues sin medir el peligro ya que el mar estaba picado por los efectos del norte, un matrimonio se lanzó desde el muelle pesquero para bañarse y uno se ahogó.

Resulta que las fuertes olas arrastraron a la pareja, en pocos minutos los alejaron del muelle y desesperados comenzaron a manotear, bañistas que se encontraban en la playa se metieron al mar para auxiliar al matrimonio y rescatarlos, pero cuando sacaron al hombre, éste ya había fallecido, la mujer logró salvarse.

El ahogado fue identificado como José Gabriel Canul Canto, de 40 años, según los datos proporcionados por las policías municipal, estatal y agentes de la Fiscalía.

Los hechos ocurrieron ayer domingo a las 13 horas y consternó a los numerosos paseantes que llegaron desde temprano a ese puerto a bordo de unos 50 autobuses que trasladaron a unos 2,000 vecinos de colonias del sur de Mérida.

Como a la 1 de la tarde, según chismearon polis y testigos, una pareja se lanzó al mar desde el muelle, pero las marejadas los arrastraron y solo se salvó la mujer.

Los testigos comentaron que se hablaba de dos muertos, incluso llegó una lancha de la Armada de México, la cual recorrió la zona y se retiró cuando se supo que la otra afectada era la esposa del finado.

El cuerpo de José Gabriel Canul Canto quedó tendido en la playa, los paramédicos de la policía municipal certificaron su fallecimiento. A las 4 de la tarde llegó personal del Semefo para levantar el cuerpo y lo trasladó a Mérida para la autopsia.