Fue una tirada de Ruz-tro

El chaval dejó parte de su rostro en el pavimento tras la caída

Francisco de Jesús Ruz Uicab, quien traía más alcohol que sangre en las venas, terminó mal su andar en moto, pues perdió el control de su moto, derrapó y se impactó en una albarrada anteanoche en la colonia Japón, en Kinchil. El bebedor quedó con la cara llena de mole.

Ruz Uicab, quien está casado con una doña de Kinchil, se salvó de colgar los tenis de milagro, ya que no portaba el casco de seguridad, que es reglamentario en este municipio.

El borracho con suerte se barrió con el caballo de acero poco después de las 8 de la noche, en la calle 11 entre 22 y 24 de dicha colonia.

Tras caer arrastró la cara y presento heridas abiertas en labio, pómulo y nariz.

Agentes de la Policía Municipal delimitaron el área en espera de paramédicos de la SSP, para atender al lesionado y trasladar a un hospital de la ciudad de Mérida. A pesar del guamazo y quedar bañado en mole, “Pancho” la libró ya que se descartaron hasta fracturas.