Hasta el sueño se les quitó

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

Cuatro ijas de una misma familia resultaron amolados, luego de que les cayó una pared de su casa en construcción mientras dormían en la comisaría de Tixhualactún.

El hecho tuvo lugar la noche del sábado, cuando Zacarías Canché Dzib, de 35 años de edad; su esposa María Cristina Hau, de 48; Merly Canché Hau, de 18 y un chavito de 8 años, dormían en un cuarto apenas en construcción.

Al cuarto no le habían construido cadenas, ni castillos en las esquinas pero ya contaban con hamaqueros, así que colgaron sus hamacas y se acostaron a dormir cuando, de repente, la pared se les vino encima.

Luego del accidente, los amolados fueron llevados al hospital de Valladolid en vehículos particulares de voluntarios y familiares de la comunidad.

El más afectado, fue el chamaco de ocho años, quien incluso fue enviado a un hospital de Mérida. Los otros tres permanecen en el nosocomio de Valladolid.