Hasta pálido quedó del sustote

La moto quedó tendida en la calle y el mortorista, vendedor de pastelitos, con un susto de esos marca diablo

Un conocido vendedor de pastelitos se accidentó en la zona del parque de Sisal, a un lado del convento de San Bernardino de Siena en Valladolid, ayer jueves.

El relajo, de acuerdo con lo que averiguó el reportero chilero, ocurrió cuando el ija conducía una moto sobre la calle 49 con 41-A.

Sin embargo, cerca del estacionamiento la conductora de un Sentra dio la vuelta “muy pegado”, el motociclista trató de esquivar el auto y cayó, quedando su moto sobre una banqueta del parque.

El hombre sufrió fuertes golpes, aunque los peritos sólo tomaron datos para el deslinde de responsabilidades.

Testigos lo socorrieron y uno le preguntó si estaba bien, a lo que respondió, a duras penas, que sí. Sin embargo, la respuesta que recibió fue: “Quedaste pálido”.

Al lugar llegaron los policías municipales para hacerse cargo de la situación y peritos tomaron datos el deslinde de responsabilidades.