La cigüeña no quiso esperar

La chamaquita en brazos de uno de los paramédicos que la trajo al mundo

La cigüeña no se quiso esperar e hizo que un bebé llegara de volada al mundo, mientras su mamita era llevada al hospital.

El relajo ocurrió en la vía Ticuch-Chemax, cuando el conductor de Tsuru, placas URE-388-F, pasó un puesto de revisión de agentes estatales y pidió ayuda porque doña Guadalupe Balam Sánchez presentaba fuertes dolores, ya que estaba en labor de parto.

Ante estos, los oficiales pidieron el apoyo de paramédicos, quienes llegaron al lugar y asistieron el nacimiento del bebé, el cual llegó al mundo dentro del carro.

Ya estabilizados madre e hija, porque fue niña, fueron llevados a un hospital, donde fueron valorados.