Le abrieron otro hueco

El pobre Benjamín al ser atendido por médicos del IMSS de Umán, luego de que resultó herido con un arma punzocortante en el brazo

Con un brazo agujereado y tirando abundante mole resultó un chaval, quien extrañamente sufrió la herida cuando estaba en su baño. El pobre fue traslado al IMSS de Umán pues tiraba mucha moronga, ya que el corte que sufrió era profundo.

De acuerdo con lo que dio a conocer la Policía de Umán, recibieron la llamada de ayuda ayer en la madrugada. En ella se decía que Benjamín Bautista Martínez, de 24 años, fue herido con un arma punzocortante, lo cual le ocasionó un intenso sangrado.

Su esposa Carla Isabel de la Cruz Cantún, 26 años, fue quien dio parte al servicio de emergencias y acompañó a su esposo al hospital.

De inmediato, los agentes se trasladaron al sitio y confirmaron el hecho. Al entrevistarse con el amolado, éste les dijo que cuanto estaba en el baño de momento se hizo la herida; no dio más detalles del hecho.

A pesar de las preguntas de los azules, el joven no pudo explicar con qué clase objeto fue lesionado, ni cómo fue que ocurrió el sangriento hecho, que ocurrió en una vivienda ubicada en la calle 39 con 44 del fraccionamiento Piedra de Agua de Umán.

Una ambulancia trasladó al amolado a la clínica del IMSS de Umán, donde los matasanos tuvieron que pasarle hilo y aguja para cerrar la herida.