Le dieron un duro trancazo

DZIDZANTUN.-Daños materiales fue el saldo un aporreón entre un caballo de acero y  un automóvil  rojo, en calles de Dzidzantún.

 El hecho ocurrió en la calle 15 con 14, cuando Edwin Rafael Zapata Escalante rolaba bien campante en  su carro, el  auto Ford, placas  YZW-628-B.

Sin embargo, la cosa se puso grosera, cuando la moto que guiaba Adrián Casanova Henaine, oriundo de Campeche,  le dio tremendo llegue.

Testigos del chisme, de volada le llevaron el relajito a la Policía Municipal,  cuyos agentes se movieron en friega  y tomaron nota del hecho. El porrazo solo dejó daños materiales.