Mañana bien agitada

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

Una mañana de accidentes se vivió ayer en el centro de Mérida, el saldo fue de 10 heridos y cuantiosos daños materiales. Los percances generaron la movilización de los servicios de emergencia de la Policía Municipal de Mérida.

Lo curioso del caso es que en uno de los accidentes ambos conductores fueron responsables del percance por lo cual tendrían que absorber sus daños.

El primero de los percances ocurrió poco antes de las 8 de la mañana en el cruce de la 56 con 57, donde un empleado del Ayuntamiento de Mérida, que se dirigía a sus labores, no respetó la luz roja del semáforo lo que ocasionó que su vehículo se impactara contra el costado derecho de un autobús de la ruta Pinos-Alemán.

Nueve pasajeros que iban en el camión acabaron dados en la torre, por lo que paramédicos de la Policía Municipal, tuvieron mucha chamba con ellos.

Los socorristas valoraron a los lesionados; sin embargo, solo dos requerían traslado al hospital, los otros siete luego de la valoración se retiraron.

El empleado municipal aceptó su responsabilidad, dijo que ya se le había hecho tarde para checar tarjeta por lo que para ganar unos minutos quiso pasar en amarillo; sin embargo, cuando cruzó ya había cambiado a rojo.

Los daños fueron valuados en cerca de 100,000 pesos, debido a que el Fiesta placas YKK-109-B, fue declarado como pérdida total.

El tempranero

Una hora antes del accidente anterior, pero en la 66 con 47, se registró otro accidente donde un motociclista resultó lesionado.

Los involucrados fueron una moto Italika y un Vento, lo curioso del caso es que ambos conductores tuvieron la culpa, un fenómeno poco común.

De acuerdo con los datos la Moto transitaba sobre a calle 66 al llegar al cruce de la 47 chocó contra el Vento.

Como el semáforo de ese punto no estaba en funcionamiento, se considera que ambos tenían alto y para cruzar tenían que hacerlo con precaución precisamente para evitar accidentes.

Tras escuchar al perito, las aseguradoras de ambos dijeron que cada quien absorvería sus gastos.