Morfeo le juega chueco

Luis Arturo dejó su nave bien jorobada al pegarse una dormidita

Un don que jalaba en el tramo Umán-Samahil, dejó ayer su nave bien jorobada, así como a su acompañante, y todo por ir a los brazos del x’la Morfeo.

Fue por ahí de las tres de la tarde cuando el ija Luis Arturo Caamal Flores, de 50 añejos, iba en su camioneta acompañado de la seño Brenda Isela Mena, de 46 años, rumbo a Celestún.

Al llegar a la entrada de la comisaría de San Antonio Chun, el conductor cerró los ojitos, perdió el control y se salió de la carretera, terminando volcado y con los fierros retorcidos al impactarse con unos arbolotes.

Conductores que pasaban en ese momento agarraron su celular y llamaron a la tira que llegó en “inga”.

Los polis ayudaron a sacar a la doña que quedó aplastada y luego los paramédicos que, igual se lanzaron para apoyarlos, la llevaron al hospital.

Por suerte, na’ más tuvo heridas leves, nada que la ponga cerca de la flaca.

En cuanto al “dormilón”, primero boqueó a los uniformados que una de sus llantas había estallado, pero luego la conciencia le habló y le dijo que soltara la mera, mera, verdad.

Fue la unidad 011, quien se hizo cargo del tremendo desmaye, al mando del comandante Fernando Millán.