Nadie llegó a su destino

Fotografia de la Edición Impresa

Dos vehículos de transporte público protagonizaron un aparatoso accidente de tránsito el mediodía de ayer en la calle 79 con 42 del centro de Mérida.

Los involucrados fueron un auto perteneciente a Uber y un camión de la Alianza.

A pesar de lo aparatoso no hubo lesionados, solo cuantiosos daños materiales. El chofer de Uber, dijo que estaba verificando el GPS por lo cual bajó la vista unos segundos y cuando reaccionó ya estaba sobre el autobús.

De acuerdo con los datos el auto Hyundai Grand I-10, perteneciente a la plataforma digital, transitaba de Oriente a Poniente sobre la 79, iba a recoger un pasaje.

Al llegar a la 42, el guiador, originario de la Ciudad de México, no respetó el alto de disco y cruzó. Para su mala fortuna justo en ese momento sobre la 42 transitaba de Norte a Sur el autobús de la Alianza que cubre la ruta 42 Sur Cruz Roja. El auto se impactó contra el costado izquierdo del camión, por la velocidad y el golpe el Uber, giró y quedó mirando hacia el Sur.

A pesar del golpe no hubo heridos. Durante cerca de hora y media estuvo cerrado el tránsito en ese punto debido a que los vehículos quedaron atravesados en la intersección.

Finalmente hubo arreglo entre las aseguradoras.