“Neumonía, no influenza”

Pacientes llegan al Hospital General de Valladolid, cuyas autoridades aseguran que no hay resultados positivos de influenza en el municipio

Juan Adolfo Kumul Mac, vecino de la colonia San Francisco de Asís de Chemax, sí falleció en el Hospital General de esta ciudad, pero fue por neumonía, no por influenza, manifestó ayer la directora del nosocomio, María de la Luz Mendoza Solouguren, quien junto con un equipo de médicos explicó lo relacionado con esa enfermedad.

Según se dio a conocer, la muerte de Kumul Mac, de 19 años de edad, quien habría presentado algunos síntomas de influenza al salir de su casa para ir a trabajar, los cuales habría minimizado. Sin embargo, al retornar de laborar ya presentaba vómitos, por lo que fue ingresado en el Centro de Salud de Chemax.

Luego, por su estado, fue canalizado al Hospital General de Valldolid, donde falleció.

María de la Luz Mendoza expresó ayer que el paciente sí ingresó, pero las pruebas de influenza resultaron negativas y la causa del deceso fue neumonía. “El paciente al parecer desde que estaba en Quintana Roo, donde trabajaba, ya tenía problemas de salud y no fue atendido a tiempo, de modo que al llegar al hospital de esta ciudad ya estaba delicado”, comentó.

Roberto Ortiz Lagunes, subdirector del nosocomio, intervino en la plática y aseguró que normalmente un paciente con esas características de la enfermedad se puede esperar hasta ocho horas para observar sus reacciones al tratamiento que se le inicia. En este caso, dijo, el paciente no aguantó ese tiempo y falleció, y reiteró que ya venía delicado.

“Los jóvenes en muchas de las ocasiones son los que menos aguantan, incluso en comparación con un adulto mayor”, subrayó.

Ayer mismo se supo de otro deceso en un hospital privado de esta ciudad, de un niño de 1 año de edad que llegó de Hunukú, comisaría de Temozón, según se averiguó, igual de neumonía.

De acuerdo con el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, señala precisamente a la neumonía como una complicación de la influenza, que en muchos casos puede llevar a la muerte.

Ayer, la directora del Hospital General admitió que sí le han llegado pacientes con síntomas de influenza, como fiebre de 38 grados en adelante, gripe y dolor de cabeza, “pero ninguno hasta ahora ha resultado positivo a la enfermedad, solo han sido casos sospechosos”.

La directora y sus acompañantes se negaron a informar cuántos casos con esa sintomatología atienden al día, pues para eso, dijeron, “hay un departamento en la Jurisdicción Sanitaria No. 2 que se encarga de llevar las estadísticas”, además de que “no estamos autorizados para informar al respecto”.

De cuatro tipos:

Manuel Antonio Ibarra Barrera, director de Epidemiología del Hospital General, explicó que la influenza puede ser de cuatro tipos: A, B, C y D. Los dos primeros son los más frecuentes y los virus del tipo A son H1N1 y H3N2. “Para prevenir contagios, simplemente hay que tomar medidas de prevención”.

Explicó que en cuanto se detecte a alguien con catarro, tos y estornudos, hay que protegerse, incluso con cubre bocas, y no saludarse de mano o beso.

“Al paciente que llega con algunas de esas características se le da el tratamiento como si tuviera influenza, en lo que se detecta si es o no negativo. Hay que suministrarle los medicamentos adecuados para que el problema no avance”, acotó.

Sin embargo insistió en que es necesario tomar todas las medidas de prevención y evitar estar cerca de alguna persona con los síntomas señalados, así como tener cerca siempre gel antibacterial para manos. (Más Info. Pág 12)