Policía de Ticul, sin choferes

kjhdfjdfdjdkjfhkdjhfjkdhkjfhdkjfhkjdfkjdhfkjkjdfhkjdkfjl

Tras la muerte del policía ticuleño Gubertino Magaña Chimal, de 23 años de edad, en una volcadura, anteayer miércoles, cuando conducía una patrulla, agentes y excompañeros señalan que no cuentan con choferes capacitados e incluso la mayoría de los oficiales no tiene la licencia de conducir.

El exoficial P.C.J.E., quien renunció hace unas semanas, lamentó que el alcalde Rafael Montalvo Mata y el jefe policiaco, José Montiel García, desistieron en otorgar sueldo como choferes a agentes experimentados.

“En las administraciones pasadas, los conductores asignados a las patrullas ganaban un poco más que un policía tercero, ya que era mucha su responsabilidad, y lo principal para el puesto es tener mucha experiencia en la conducción.

“Sin embargo, en esta administración, se informó que los choferes ganarían lo mismo que un agente y la mayoría que estaban a cargo de las patrullas prefirieron estar en cruceros, aunque muchos de ellos tienen la experiencia en el manejo de vehículos”, detalló la fuente.

Explicó que la corporación, al no tener choferes, ha delegado la función a policías jóvenes, que no tienen la experiencia necesaria ni mucho menos licencia de conducir. Un claro ejemplo de esto fue el accidente donde perdió la vida Magaña Chimal, ya que el infortunado apenas tenía poco tiempo en la corporación y no tenía la experiencia”.

P.C.J.E dijo que actualmente en la corporación solo dos uniformados cobran como choferes, aunque uno de ellos esta inhabilitado por un problema en la espalda y está asignado a la comisaría de Pustunich.

“Hay uno de apellido Jauriga, quien ha sido siempre chofer, pero prefieren mandarlo a los cruceros o las comisarías por cuestiones políticas”, comentó.

De acuerdo con el exoficial, muchos que eran choferes renunciaron en la última quincena de diciembre por el bajo sueldo y “otras injusticias”.

Un policía activo, quien pidió el anonimato, indicó que en esta administración casi no ven al director de la Policía Municipal.

“Desde que entramos a las 8 de la mañana, ya no volvemos a la base (comandancia), solo regresamos cuando tenemos algún detenido; incluso, en la administración pasada teníamos horas de descanso en cada turno; ahora ya no”, lamentó.