Recibió un trancazo de ley

Un chamaco acabó chillando y gritando de dolor luego de que le dieron un llegue oficial en calles de Valladolid,l y decimos oficial, pues fue impactado por una patrulla de la Policía Municipal.

El accidente ocurrió anteanoche, a eso de las 7 p.m., en la calle 27 con 34 de la colonia Fernando Novelo, cuando agentes a bordo de la unidad 032, placas YP-97-515, rolaban en la calle 34. Al llegar al cruce con la 27, no se dieron cuenta de que en esa vía rolaba un morrito de 16 años en la moto Italika color negro, placa 54HJX7, y ¡sopas!, lo arrollaron.

Por la fuerza del zapotazo, el muchachito salió volando y se aporreó bien duro contra el pavimento, donde quedó tendido y sin moverse. La moto acabó bajo la camioneta de los policletos.

El agente José Alfredo Cen Medina, de 38 años de edad y guiador de la patrulla que golpeó la morro, boqueó en su defensa que “el motociclista venía con exceso de velocidad y con la luces apagadas”, motivo por el cual no se dio cuenta que se aproximaba, por ello avanzó y lo golpeó.

Detalló que sólo escuchó el fuerte ruido cuando atropelló al conductor de la moto.

El lugar de los hechos se llenó de numerosos chismosos, quienes presenciaron las labores de paramédicos de la Cruz Roja. Mientras el chavito era atendido daba fuertes de gritos de dolor, debido a las amoladas que se llevó.

Luego, los socorristas lo empaquetaron y se lo llevaron de boleto al hospital de esta ciudad.

A raíz del mamayazo, varios de los vecinos, visiblemente chiveados con los tiras, se pusieron a gritar frases como “¡policías asesinos y corruptos!” y “¡andan como locos!”.

Además, uno de los polis se quiso pasar de lanza y con prepotencia comenzó a cuestionar la chamba del reportero chilero y le dijo un chorro de cosas en mal plan. ¡No hay que ser, déjenlo chambear!