Se dan un buen revolcón

Con las llantas mirando a la luna quedó el carro, luego de que su guiadora perdió el control

Una doñita en completo estado de ebriedad puso en riesgo la vida de su chamaquita de dos años, al conducir un vehículo y volcar con él en el fraccionamiento Yucalpetén.

La mujer, quien estaba “happy” e insitía en que el “comandante Lara” iba a solucionar el lío, rolaba en un Shadow en la calle 59-B, acompañada de un hombre de unos 25 años de edad y su morrita.

Al llegar al cruce con la calle 118, la joven, quien es originaria de Veracruz, dio vuelta a la derecha sin respetar el alto.

En ese momento se acercaba otro vehículo que alcanzó a frenar, sin embargo, la mujer para no chocar aceleró y perdió el control de su auto: primero chocó contra la banqueta y después contra un poste de alumbrado público.

El vehículo dio un giro y terminó a mitad de la calle totalmente de cabeza. Vecinos de la zona y un hombre que circulaba cerca, de inmediato acudieron en apoyo de la mujer, la cual resultó ilesa, lo mismo que su hija, pero el joven que la acompañaba terminó con una fractura en el brazo.

El muchacho fue atendido por socorristas de la SSP y trasladado al hospital, mientras que la joven, quien no quiso proporcionar datos a la Policía y en cambio decía que el “comandante Lara” iba a arreglar todo, fue detenida. La menor quedó bajo custodia provisional de la Unidad de Víctimas de la SSP.

Un perito de Tránsito acudió al lugar para el deslinde de responsabilidades en el hecho.

 

Compartir
Artículo anteriorMacabro traslado
Artículo siguienteecoempleos14s