Se durmió y… ¡crash!

Fotografia de la Edición Impresa

Un joven motociclista volvió en sí de tanto dolor, luego de que chocó ayer por la mañana a la altura del puente de Tebec contra una camioneta.

El relajo tuvo lugar debido a que el chaval dormitó al volante de su caballito de acero, lo que le ocasionó varias amoladas.

El relajo tuvo lugar cuando Carlos Alfredo M. L., de 16 años de edad y quien es vecino de la colonia San Lázaro, manejaba su motocicleta con placa de circulación TJM-3-M.

Sin embargo, fue a la altura del puente que une a la comisaría de Tebec con Umán, que el joven motociclista dormitó al volante y chocó contra la parte trasera de una camioneta familiar con placas de circulación ZCK- 174-A.

El vehículo era conducido por José Fernando Pech Puerto, quien tiene su domicilio en la colonia San Francisco.

Al escuchar el golpe, Pech Puerto bajó de su vehículo para ver lo ocurrido.

Al ver al joven bastante amolado, dio avisó a la Policía Municipal, al mando del comandante Luis Peet, cuyos agentes llegaron de volada y tomaron conocimiento del hecho.

Además, se pidió el apoyo de paramédicos, los cuales llegaron a bordo de la unidad Y-15 de la Policía Estatal y atendieron al chamacón, quien resultó con fractura de tibia y peroné izquierdos, así como cortadas.

Ante la gravedad de sus lesiones, tuvo que ser trasladado al Hospital Ignacio García Téllez, en la ciudad de Mérida, para que los matasanos lo dejaran como nuevo.