Se llevan cuanto pueden de lancha

Los malandros regresaron a sus andadas en Sisal, pues en las primeras horas de ayer miércoles sustrajeron un motor fuera de borda y bastante kilos de pulpo de una lanchita.

Datos averiguados ayer en la dársena revelan que el patrón Juan Bautista Romero Canul, de 52 años, informó que cerca de la 1 de la mañana descansaban en la embarcación “Tres Hermanas”, con matrícula 3103118113-5, tras su ardua jornada.

Como tripulantes iban sus hijos Javier Alejandro y Luis Ángel Romero Chan, de 29 y 32 años, respectivamente, además de Jesús Zapata Sandoval, de 26.

Los “pulperos” todos parientes son vecinos de Hunucmá y habían zarpado desde el pasado martes temprano a la pesca del molusco.

Sin embargo, la pesadilla se les presentó cuando estaban roncando y una embarcación con cuatro tipos encapuchados -uno de ellos cargando un arma de fuego- los amedrentó para despojarlos de su motor fuera de borda, 120 kilos de pulpo, un aparato de GPS, celulares y demás cosas.

Incluso otro maleante, con un machetillo, los amenazó para que no los miren a ver, en el forcejeo con Romero Canul, el que traía el arma soltó un plomazo el cual pegó abajo de la nave para que ya nadie más se opusiera.

Tras cometer su atraco, los delincuentes se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

De acuerdo con los hombres de mar, se sorprendieron al ver a los ladrones estaban bien preparados, ya que tenían un potente motor y hasta un brazo mecánico para cargar el botín.

“Quedamos a la deriva a 26 kilómetros, al norte de Sisal, gracias a Dios habían otros compañeros que estaban cerca nos echaron la mano”, relató molesto el capitán don Juan.

Por último, los pescadores, que a punto estuvieron de hundirse en su lancha, debido a la bala que perforó la parte de abajo, pidieron más vigilancia en la zona.