Se queda sin casa

En menos tiempo de lo que tarda una pizza en llegar a tu cantona, la chichí Amada Gómez Góngora, de 86 años, se quedó sin techo debido a un incendio que arrasó en 20 minutos con su humilde vivienda y todo lo que tenía adentro.

Cuando vieron que la cosa estaba candente, los vecinos corrieron para echarle agua a la cantona de la seño Amada, al igual que elementos de Protección Civil Municipal que se dejaron caer para apagar las feroces llamas que consumían la vivienda.

Aunque los vecinos le echaron ganas para apagar el incendio en la casa, ubicada en pleno centro de la ciudad de Tzucacab, no pudieron salvar nada de lo que había dentro.

Más información mañana en tu periódico ¡Al Chile!