Sí fue un tremendo perrazo

Fotografia de la Edición Impresa

Por esquivar el ataque de un perro, el motociclista Tomás Espinosa sufrió lesiones de consideración al impactarse contra una nave estacionada.

El accidente ocurrió anteanoche alrededor de las 11:30 en el Fraccionamiento Vivah II del barrio de Guadalupe, en Ticul.

De acuerdo con el reporte policiaco, el motorista rolaba en esa zona habitacional y de repente se le atravesó un perro y comenzó atacarlo. Entonces perdió el control y se estampo de frente con la camioneta de Lauro Jiménez.

Tras el fuerte impacto, la parte delantera de la camioneta quedó destrozada. El motociclista sufrió golpes en el pie.

Al final el lesionado no ameritó ser trasladado al Centro de Salud, pero fue trasladado a la Comandancia para el deslinde de responsabilidades.