“¡Sí me va a chin…!

La camioneta quedó recostada, luego de que su guiador perdió el control del volante tras tomar una curva al ir como alma que lleva el diablo

La falta de precaución en una curva y el exceso de velocidad fueron los factores que ocasionaron la volcadura de un camión de tres toneladas la mañana de ayer en el periférico de Mérida.

El accidente se registró en el kilómetro 1.5 de la transitada arteria, justo en la curva para entroncar con la carretera Mérida-Umán.

De acuerdo con los datos, la camioneta H-100 placas YN-1869-A, rolaba en los carriles exteriores del Periférico y al llegar a la curva ubicada en el kilómetro 1.5 el conductor perdió el control del volante de su vehículo.

El chofer intentó controlar la camioneta, sin embargo, no lo logró por lo que el vehículo volcó sobre su costado izquierdo.

El operador de la camioneta resultó ileso y salió por su propio pie del recostado camión.

Al lugar llegó una ambulancia de la SSP, sin embargo, no intervino dado que el guiador no presentó golpes, solo un susto. Agentes de la SSP, tomaron conocimiento del hecho y se encargaron de realizar los peritajes correspondientes.

El accidente provocó que se cerraran dos carriles de la vía para las labores de retiro y los peritajes pertinentes lo que ocasionó algunos problemas de vialidad.

El chofer, en su defensa, chismeó, todavía con el susto hasta los hue…sos, que por más que hizo ya no pudo controlar el vehículo no pudo.

Lo cacharon

El accidente fue captado por una de las cámaras de seguridad de la SSP, donde se pudo apreciar que el exceso de velocidad en la curva fue lo que ocasionó el accidente.

“Ahora sí me va a chin…. el patrón”, le dijo a uno de sus compañeros que llegaron para auxiliarlo.

Al no haber más daños que al vehículo la aseguradora se responsabilizó.