Un accidente muy Marciano

Por culpa de un auto que se le atravesó en el camino —o al menos eso dijo— un ija se salió de la vía cuando conducía su camioneta en la vía Citilcum—Cacalchén.

De acuerdo a lo investigado por ¡Al chile! en el lugar del chisme, Marciano Trejo López piloteaba de Oriente a Poniente su troca placas YS-3770-A, con destino a Cacalchén.

El ija transportaba botes de pintura de una conocida marca.

De repente, según chismeó el conductor, un carro se le atravesó en el camino, por lo que dio el volantazo para evitar chocarlo.

La maniobra causó que Marciano perdiera el control del volante y se salga de la vía hacia la maleza, donde unas piedras evitaron que siga avanzando.

Tanto sangoloteo provocó que la caja de la camioneta se abriera, y algunos botes de pintura se derramaran, tanto adentro de la nave como en la hierba.

A pesar de lo feo del asunto, el buen Marciano salió ileso, aunque el susto y la trusa piteada nadie se los quita; bueno, la trusa sí.

Al lugar llegaron tiras estatales para echarle la mano.