Una jornada infernal

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

Ayer lunes fue un día de incendios de vehículos ocasionados por cortos circuitos, el primero ocurrió en la carretera Chelem-Chuburná donde una camioneta fue consumida por el fuego; el segundo tuvo lugar en el estacionamiento de la terminal terrestre de Pemex en la vía Mérida-Progreso, se quemó la cabina de un carrotanque.

Los dos siniestros solo dejaron pérdidas materiales y el susto de los conductores.

La primera quemazón fue a las 10:30 de la mañana en la carretera Chelem-Chuburná, a la altura de la entrada Maeva, la camioneta Ford Ranger, placas YP-45-060, en la que viajaban varios albañiles fue consumida por el fuego.

La causa del incendio fue un corto circuito que se registró en la máquina.

El chofer de la camioneta Edgar Chan Santamaría, de 58 años de edad, contratista de construcción de casas, detuvo la marcha al ver el fuego e intentó sofocarlo arrojándole arena.

Al lugar llegaron bomberos de la SSP, para sofocar el incendio, pero el fuego ya había consumido el vehículo que fue considerado pérdida total.

Una quemazón

A las 2:45 de la tarde del ayer lunes en el estacionamiento de la terminal terrestre de Pemex ubicada a la vera de la carretera Mérida-Progreso, se comenzó a incendiar la cabina del carrotanque de doble remolque placas 28AE-7S propiedad de la empresa Transportes Especializados Cantú Segovia (TECS), el cual estaba estacionando esperando turno para cargar turbosina para su traslado a Cancún.

El incendio se registró en la cabina, de inmediato personal especializado contra incendios de la terminal terrestre de Pemex acudió para sofocar el siniestro, a los pocos minutos llegaron los bomberos y policías estatales. El caso fue controlado de inmediato, se lanzaron chorros de agua con espuma para rociar las pipas y la cabina que registró daños.

Las dos pipas del carrotanque estaban vacías, se informó en el lugar de los hechos.