“Vamos a vigilar que cumplan”

Integrantes de la agrupación Guardianes de los Cenotes entregan en la Comuna de Homún el resultado de la consulta sobre la megagranja. Un juzgado federal ordenó la suspensión definitiva de la labor del sitio

El secretario de la asociación civil Ka’anan Dzonot de Homún, José Clemente May Echeverría, tuvo oportunidad de entrar a la megagranja porcícola como parte del grupo de inspección del Juzgado Cuarto de Distrito, diligencia que sirvió para resolver el amparo que solicitaron niños y niñas de esa población, y vio que los 18 gigantescos corrales están repletos de cerditos.

May Echeverría calcula que en estos momentos hay alrededor de 18,000 cerditos de destete para su engorda en esa granja y una docena de trabajadores que lavan los corrales, pero los sistemas de tratamiento de aguas residuales, los biodigestores y sistemas de riego no funcionan porque están incompletos.

Todos los desperdicios y heces de los cerditos van a dos lagunas de oxidación, pero no se puede tratar ni sanear el agua por la falta de los equipos.

May Echeverría dice que de acuerdo con la resolución del Juzgado Cuarto de Distrito, que concedió la suspensión definitiva, la megagranja tiene que dejar de operar hasta que haya una sentencia definitiva y la última audiencia esta programada para noviembre.

Asamblea

Señala que la mayoría del pueblo de Homún, en especial aquellos que se dedican al ecoturismo en los cenotes, están contentos con la sentencia parcial del juzgado federal y hoy en la noche, a las 8, frente al Palacio Municipal realizarán una asamblea para informar sobre la lucha contra la empresa, a la cual acusan de que su actividad contaminará el agua de los cenotes de Yucatán.

“Cuando reciban la notificación del amparo tendrán que suspender toda actividad en la granja, eso significa que tendrán que sacar los cerditos”, dijo. “Vamos a vigilar que cumplan el dictamen del juzgado federal porque la empresa incumple los acuerdos. Cuando empezó el juicio ofreció que no funcionaría hasta que hubiera una sentencia judicial definitiva, pero llenó de cerdos la granja”.

Cada nave lleva unos 1,000 animales y son 18 de ellas que están repletas.