¡Vas pa’ abajo ija!

El pobre ciclista fue trasladado por los paramédicos de la SSP al hospital

Con unos cuantos trancazos encima, pero nada de gravedad, terminó el pobre Daniel Uitzil Balam, esto luego de embarrar su bicla contra un mototaxi; la madrina ocurrió en la entrada de la villa de Temozón.

Hay les va el chisme; resulta que un grupo de seis ciclistas salió de Tizimín con rumbo a Temozón como parte de su entrenamiento, ya que en uno días tendrían una carrera en la Carrillo Puerto.

Daniel Uitzil Balam estaba rolando en su bicla a todo dar, pero no estaba viendo su camino.

En una de esas, no se dio cuenta que adelante de él se encontraba estacionado un mototaxi bajando pasaje y terminó embarrándose.

Por la fuerza del moquetazo, el ciclista terminó besando el piso, causándose una tajada bien choncha en su frente.

Los que vieron todo el chisme, de boleto le echaron un fonazo a la Cruz Roja; sin embargo, estos gallos jamás se aparecieron, y en su lugar llegaron paramédicos de la SSP, quienes auxiliaron al herido y lo trasladaron al hospital para su atención.