Abuelito briago se echa 20… ¡carros!

Uno de los vehículos que chocó el automóvil Grand Marquis manejado por un abuelito que iba hasta las chanclas de ebrio

El consumo de trago y el automóvil fueron mala combinación para Felipe Antonio Ceballos Aguilar, de 73 años de edad, quien pasado de borracho y al volante de un Grand Marquis color rojo, protagonizó tremenda carambola dominical y rompió con la tranquilidad de las familias del oriente de la ciudad por donde a su pasó fue chocando vehículos estacionados.

La loca carrera del ruco borrachito al volante del Grand Marquis modelo 1998, placas YZZ-9068, que ya están vencidas, terminó en la calle 66 entre 27 y 29 en la entrada de un predio donde chocó contra la reja de hierro eléctrica. La parranda acabó en la clínica del Seguro Social donde fue trasladado para su atención médica.

En el inédito caso de tránsito que ocurrió el domingo de entre las 6:30 de la tarde y 7 de la noche, el Grand Marquis que dejó una estela de daños, colisionó a unos 20 vehículos que estaban estacionados en las puertas de sus casas.

Hasta ayer a las tres de la tarde, según los reportes policíacos, ante agencia de la Fiscalía estatal ya se habían interpuesto 18 denuncias por los dueños de los vehículos que fueron chocados por el Grand Marquis, con lo que la policía municipal integró el expediente y puso a disposición de esa instancia al conductor del automóvil causante de los choques.

A Felipe Ceballos, quien resultó lesionado luego de impactarse contra la reja metálica donde detuvo su loca carrera, fue atendido por paramédicos de la policía municipal y lo trasladaron la clínica del seguro social de esta ciudad y después al hospital Juárez.

Según los reportes policíacos, el septuagenario chocó un vehículo por el rumbo de la colonia Ismael García en el oriente de la ciudad, pero no se detuvo para responder por los daños y emprendió la huida, pero por su estado de ebriedad fue chocando automóviles estacionados en las puertas de sus casas.

Fue en la 66 entre 27 y 29 donde chocó con tres vehículos entre ellos el Ford Ikon placas ZCS275B, propiedad de María Guadalupe Martínez Nicolin, el Jetta placas YYX104A , de Juan Baqueiro Núñez y el Mitsubishi Outlander placas ZBU380B de Jorge Estimio Quintal Chi, los cuales estaban estacionados.