Amoladas simultáneas

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

La Secretaría de Seguridad Pública movilizó varias unidades de emergencia en el sur de la ciudad de Mérida por dos relajotes que ocurrieron de forma simultánea y que dejaron como saldo dos boxitos amolados.

Los hechos de tránsito ocurrieron cerca de las 10:30 de la mañana, el primero y más aparatoso en la calle 86 con 163 de la colonia Emiliano Zapata Sur III.

Este hecho se dio cuando el conductor de un mototaxi, identificado como José Canul Ek iba manejando el vehículo ligero detrás de un autobús de la ruta Ticimul, el cual se detuvo a la altura de la dirección mencionada, pero el conductor del mototaxi estaba distraído y no se dio cuenta de esto y terminó estrellándose contra la parte trasera de la pesada unidad de pasaje.

Por la ligereza del vehículo, éste se retorció desde la mitad y el chofer quedó atrapado, por lo que al lugar tuvieron que llegar bomberos y rescatistas, quienes después de varios minutos lograron rescatar al mototaxista, quien resultó muy afortunado, pues apenas tuvo un guamazo en la buchaca.

Canul Ek permaneció en el lugar de los hechos para que pueda llegar a un acuerdo de pago de daños con la empresa camionera.

Al mismo tiempo, a unos metros del Cementerio General, un policía de la SSP resultó lesionado luego de chocar contra un automóvil en la calle 66 con 99 de la colonia Melitón Salazar.

El policía se dirigía a su casa, después de su jornada laboral, a bordo de una motocicleta; transitaba por la calle 66 de mencionada colonia y delante iba un auto Jetta guiado por una mujer.

En un momento dado, el motociclista trató de rebasar al auto en una calle de doble sentido, maniobra prohibida, pero la mujer dio vuelta a la izquierda, provocando que el motociclista choque contra su auto.

El policía franco se fue directito al suelo y refirió fuertes dolores en el cuello, hombros y la pierna derecha, por lo que una ambulancia de la SSP tuvo que llegar al lugar de los hechos y los paramédicos trasladaron al hombre al hospital.

Aunque la chamacona contaba con seguro de daños, sería trasladada a la FGE, ya que la otra parte no estaba en el lugar del accidente y por tanto no iban a poder llegar a un acuerdo de pago de daños.