Aún no les quitan “tereno”

ARRIBA UNOS chavos andan limpiando la capilla

Por ahora todo sigue igual, el caso sigue en proceso y estamos esperando la respuesta de la otra parte, explicó la profesora Olga Esther Pérez León, coordinadora de la rectoría de San Pedro y San Pablo, de la colonia Chichén Itzá de esta ciudad, ante el problema terrenal que inició hace mes y medio, en el templo, ante un particular que reclamó parte del terreno de la iglesia.

La coordinadora explicó que la otra parte está pidiendo dos millones y medio de pesos por toda esa parte de terreno que reclamó y que dividió con una barda.

Detalló que ya se hizo el evaluo y no es ese el costo.

El precio es de un millón 600 mil pesos y esa cantidad ya se le ofreció y no tenemos respuesta de él, expuso del avance de este caso que inició a principios de marzo.

Añadió que están es espera de la respuesta.

La profesora Olga Pérez precisó que todo el proceso se ha hecho por medio de abogados de la Arquidiócesis de Yucatán.

El problema terrenal de San Pedro y San Pablo inicio el mes pasado cuando trabajadores abrieron un boquete en la barda y metieron material de construcción a fin de levantar un muro para delimitar la parte del lote que reclama un particular quien dejaría a la iglesia sin más del terreno que ocupa.

La parte que reclama la delimitó con muro y dentro del terreno se quedó la oficina, 7 salones, dos tinacos, 3 baños, seis reflectores y dos bodegas, detalló la coordinadora de la rectoría, un templo que tiene más de 40 años de labores religiosas.

La coordinadora de la rectoría comentó que hay sentimientos encontrados, entre integrantes de la comunidad, ya que hay quienes dicen que no se pague por el terreno, que se construya en la parte que queda y hacia arriba y otros que si se queden con el terreno.

Explicó que mientras el caso sigue en proceso, la capilla sigue con todas sus actividades normales como las que tuvieron en la Semana Santa.

Comentó que conforme han pasado los días el sentimiento de tristeza de perder se ha comenzado a ir y se han visto las cosas desde otra perspectiva, desde la fe.

Esta situación ha dado una ganancia y ha sido de solidaridad y de mayor participación de personas en las actividades de la iglesia y cercanía a ésta, comentó

Los caminos de Dios son inescrutables y él sabe por qué y para que hace las cosas, subrayó

De igual manera indicó que en sus oraciones tienen presente hasta la otra parte que reclamó el terreno

Comentó que en la fiesta de la resurrección del Señor lo que más piden es que se sigan llenando de alegría y los ilumine, para seguir adelante como comunidad unidad.