Dos pastillas de Viagra lo matan en un hotel del Centro de Mérida

Un hombre de 74 años murió de un infarto fulminante al corazón como consecuencia de una sobredosis de Viagra ayer en la mañana, en el hotel “Los Arcos” de la calle 63 entre 50 y 52 del Centro.

El ahora occiso consumió dos pastillas azules en un lapso de unas horas lo que, según los dictámenes forenses, ocasionó que el sobrebombeo de sangre por la excitación provocara que su corazón no lo soportara y sobreviniera el infarto.

La pareja ocasional reportó el hecho a los empleados del hotel, quienes llamaron a servicios de emergencia.

Paramédicos de la Policía Municipal atendieron la urgencia, pero nada más confirmaron la muerte.

Se dio parte a la Fiscalía y al lugar acudieron forenses, criminalistas y agentes de homicidios de la Policía Estatal Investigadora.

Se entrevistó a la mujer que estaba con él y dijo que lo conoció un día antes en un bar y por la noche acordaron ir a un hotel.

En el camino al hotel pasaron a una farmacia donde compró las pastillas, se tomó una y sostuvieron relaciones sexuales por la mañana; luego tomó otra de las pastillas y comenzaron a sostener relaciones, pero en ese momento se desmayó.

Los agentes encontraron en la habitación la caja del medicamento de dos pastillas vacía, al verificar que no había huellas de violencia se le dio las facilidades a la familia para que un médico certificara la muerte.

Un médico familiar de una funeraria certificó la causa de la muerte como infarto agudo al miocardio y se le entregó el cadáver a la misma funeraria para los servicios pertinentes.

Los hijos del ahora occiso indicaron que el martes alrededor de la una tarde fue la última vez que lo vieron; dijo que vería a unos amigos en el Centro y hasta ayer en la mañana volvieron a tener noticias de él cuando la policía les llamó y les comunicó que tenían que ir al hotel porque había fallecido.