Entró a morirse

TITULO PIE FOTOtexto de pie de foto

Mae, un grosero hallazgo realizaron ayer polis municipales de Mérida pues se encontraron, ayer por la mañana, el cuerpo sin vida de un hombre, cerca del parque de Santiago.

El ahora difuntito estaba en la terraza de un cantona, medio escondido detrás de una pared y junto a él había manchas de lo que parecía ser moronga.

Al parecer a la Policía le fue reportado el cuerpo por personal de un supermercado, que es el propietario del predio.

Los agentes llegaron al lugar, ubicado en la calle 59 entre 72 y 74, y solicitaron la intervención de un paramédico, quien después de revisar los signos vitales determinó que el hombre había pasado a mejor vida desde hace dos días.

El lugar fue acordonado por la Policía y enseguida dieron parte a la Fiscalía General del Estado para realizar las diligencias correspondientes.

En un momento dado agentes de la Policía Municipal de Mérida empujaron a reporteros que estaban en el lugar para que se “retiren” de la zona, aunque éstos no estaban invadiendo el área acordonada.

Después de varios minutos personales del Instituto de Ciencias Forenses de la Fiscalía General del Estado realizó el levantamiento del cadáver.

Al final, se dio a conocer que el hombre falleció de “un infarto agudo al miocardio”.