Fin al relajo camionero

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

Con una disculpa a los usuarios y el compromiso de prestar un mejor servicio, digno y eficiente, Xavier Rodríguez Berzunza, presidente de la Alianza de Camioneros de Yucatán, habló de los acuerdos a los que se llegó con los choferes.

Como se informó, los operadores de la Alianza “Gonzalo López Manzanero” paralizaron de manera intermitente, el martes y miércoles pasados, el servicio urbano de unos 40 autobuses de 7 rutas de Mérida.

Entrevistado en sus oficinas, Rodríguez Berzunza casi de inmediato se disculpó con los usuarios por la suspensión del servicio.

El dirigente explicó que el transporte urbano cumple con una labor fundamental dentro de la dinámica cotidiana de miles de personas que lo necesitan para desplazarse a sus escuelas, centros de trabajo, clínicas, hospitales, hogares, etcétera.

“Somos conscientes de la situación económica por la que atravesamos todos, la resentimos, la vivimos… no era necesario parar unidades”, señaló.

“En todo momento buscamos minimizar el impacto de la suspensión del servicio habilitando unidades en las rutas afectadas; nuestro compromiso siempre ha sido servir”, indicó.

“Somos una empresa de carácter social, familiar, y sabemos de la importancia que tiene para muchas personas el transporte, brindarlo con calidad, dignidad y eficiencia es nuestra meta”, dijo el dirigente.

Como parte de lo acordado para reactivar los servicios está el alza salarial de $300 a $350 diarios (los choferes solicitaban $400).

Aunque, comentó, lo relativo a los sistemas de sensores y las cámaras de vídeo “no tiene marcha atrás” por motivos administrativos y de seguridad.

Rodríguez Berzunza también aclaró varios puntos que salieron a relucir a raíz de la protesta y que señalaron los paristas.

Según explicó, se paga a la semana, por lo general viernes y sábado e incluso jueves y viernes. De hecho, el pasado Viernes Santo, día inhábil, la “pagadora” laboró para no dejar sin su salario al personal.

Solo se ha dejado de pagar por causas ajenas a la Alianza, como sucedió hace unas semanas cuando hubo problemas en los sistemas del banco y se retrasó el pago.

El dirigente reconoció que hay atraso de 4 bimestres en el pago del Infonavit y Seguro Social, pero la agrupación pronto acortará el rezago a solo tres bimestres.

La administración del exgobernador Rolando Zapata Bello dejó pendiente un apoyo a la Alianza para la compra de diésel y se pactó con la nueva administración, encabezada por Mauricio Vila Dosal, la tarifa social de 50 centavos menos.

Es falso que no se paguen aguinaldos, señaló. A pesar de la situación económica, la Alianza cumple con sus socios y pagó en el límite de tiempo el equivalente a 15 días de salario. Hay recibos debidamente firmados que lo avalan.

Asimismo, se pidió a los choferes que tengan disciplina al desempeñar su labor y eviten el “cabeceo”, término que utilizan los choferes para referirse a la diferencia en pesos que hay entre el número de boletos entregados y de pasajeros que se transportan.

“Hay que asumir responsabilidad y ser coherentes con nuestra labor social”, replicó.