Habla sobre la agresión sufrida por su ex novio

El domingo comenzó a circular en redes sociales la versión de un nuevo caso de violencia contra la mujer, ahora se trató de una joven de 18 años que fue atacada por su ex novio en el norte de Mérida.

La joven fue identificada como N. R. A., estudiante de arquitectura, y según una familiar suya entrevistada, comenzó una relación con el joven R. C., haca aproximadamente cuatro años y terminaron hace poco menos de dos. Desde siempre, el joven fue agresivo con la muchacha y después de que su noviazgo terminó, el muchacho, de 19 años de edad, comenzó a acosarla, a seguirla y a escribirle mensajes, incluso amenazando con matarse si ella no regresba con él.

El domingo por la madrugada, según un audio que proporcionó la entrevistada, N. R. A. fue atacada por R. C. y testigos del hecho le ayudaron, pues vieron como el agresor tenía sometida a la muchacha y la estaba extragulando.

Después de la agresión y de que los testigos salvaron a la muchaha, el joven huyó del lugar, aunque no fue confirmado, los afectados creen que el joven ya no está en Mérida apoyado por sus padres.
Policías y la madre de la muchacha llegaron al sitio y fue ésta quien la trasladó a un hospital, también la acompañó a la Fiscalía General del Estado a interponer la denuncia correspondiente.

La misma entrevistada proporcionó un escrito que N. R. A. habría hecho, relatando lo sucedido el domingo por la madugada:

“Buenas tardes, a quien corresponda: les envío este mensaje con el fin de aclarar toda la información que publicaron, ya que en su mayoridad es una falacia.
En la madrugada del domingo 25 de noviembre me encontré a mi ex novio en los baños de la plaza Mangus, cabe aclarar que nuestra relación terminó hace año y medio o tal vez dos; El Niño me acorraló en la pared y empezó a alterarse, una persona intentó defenderme y al ver que se puso más agresivo lo golpeó; llegó el de seguridad y yo aproveché y salí corriendo. Cruce a city center y me agarro por el cuello y del cuello me empezó a ahorcar y arrastrar, esto lo hizo varias veces.
El Niño me parece que estaba tomado y drogado, empezó a hablarme de que no quería ser homosexual y yo no entendía nada, me ahorco tantas veces que perdí la cuenta, me dijo que su vida no tenía sentido y que yo no merecía vivir, me dijo que me iba a matar y después se iba a matar el, hasta que logró dejarme inconsciente por primera vez.
Cuando desperté El Niño estaba hablando consigo mismo y aproveché a correr otra vez, llegue a la avenida Andres García Lavín y me atrapó en el camellón, me acorraló del otro lado de la avenida, estrelló mi cara contra una reja y comenzó a ahorcarme, y fue la segunda vez que me dejo inconsciente, cuando desperté me encontré con un grupo de niños y dos niñas que me ayudaron y llamaron a la policía y a mi mamá”.
Lo anterior fue proporcionada por un familiar de la joven, quien dijo que  N. R. A. se recupera en su casa de las lesiones sufridas.